Tinturas

Qué son las tinturas?

La tintura es un método de extracción de los principios activos de una planta. Para elaborar una tintura, es necesario tomar la parte más rica de la planta donde se concentran la mayor parte de sus activos, que puede ser sus hojas, su raíz, su tallo o sus semillas; se debe desinfectar y dejar macerar por unos días en alcohol etílico de 96°. Esto se denomina tintura madre.

Luego de haber macerado la planta durante aproximadamente 30 días y de agitarla ocasionalmente, la mezcla debe colarse utilizando una gasa estéril, tela “manta de cielo” o un filtro de papel para cafetera. La tintura debe guardarse en un frasco de color ámbar, o puede ser uno transparente pero forrado con algún material que impida que le dé la luz a la tintura, ya que si esto ocurre, las propiedades de la planta irán perdiendo su fuerza. Posteriormente el recipiente debe conservarse en un lugar fresco y lejos de la luz solar.

En la elaboración de las tinturas debe tomarse en cuenta la toxicidad de la planta, la cual se clasifica en toxicidad baja, toxicidad media, toxicidad alta y toxicidad muy alta, también debe tomarse en cuenta si la planta es fresca, está seca o está en polvo, dependiendo de esto, es la cantidad de planta que debe ponerse a macerar en alcohol.

Toxicidad baja.

Dentro de esta clasificación puede encontrase a las plantas de uso más común como la manzanilla, cola de caballo, hierbabuena, caléndula, cancerina, cardo mariano, ajo, etc. Las tinturas de estas plantas pueden consumirse indefinidamente, aunque luego de 6 meses aproximadamente, el cuerpo se acostumbra a la ingesta de dicha planta, y las propiedades de la misma, ya no hacen el mismo efecto en el cuerpo, por lo cual se considera conveniente cambiar a otra planta que produzca el mismo efecto que la que estamos utilizando.

Toxicidad media

Dentro de esta clasificación se puede encontrar albahaca, castaño de indias, cáscara sagrada, gordolobo, ginseng, eucalipto, espinosilla, etc. Estas plantas deben consumirse como máximo por 3 meses, ya que si se sobrepasa el tiempo pueden irritar la mucosa del intestino y los riñones, por lo que se sugiere dejar de consumirla y cambiarla por otra que cause el mismo efecto.

Toxicidad alta

Dentro de este grupo se pueden encontrar el árnica, consuelda, centella asiática, neem, enebro, etc., y se recomienda su uso tomado por máximo 1 mes, ya que como se comentó en las plantas de toxicidad media, un uso prolongado puede irritar la mucosa del intestino y los riñones.

Toxicidad muy alta

Cabe señalar que existen plantas como el estramonio cuyo uso debe ser muy cuidadoso, con tomas únicas y bajo supervisión médica, de hecho se recomienda que de preferencia se utilice de forma tópica de manera ocasional.

En general, las tinturas son una alternativa para cuidar nuestra salud, las cuales se pueden ingerir por medio de extractos o microdosis, así como también de forma tópica mediante pomadas, cremas, jabones, shampoo o gel, incluso pueden usarse en ambas formas al mismo tiempo: ingerida y tópicamente.

Cabe aclarar que no solamente sirven para aliviar los síntomas de alguna enfermedad, sino también como uso cosmético, ya que muchas plantas tienen efectos suavizantes, astringentes, hidratantes o atenúan las líneas de expresión, entre otros.

Author: María G.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *